Vals en tu fiesta de quince

¡¡Cuánta emoción!!
Es lógico, se acerca LA FIESTA de 15.

Imagínate, como HIJA, bailando el Vals como una PRINCESA con tu PAPÁ, con soltura, confianza, disfrutando del momento, conectados con la emoción, la música, las luces, las sonrisas de los seres queridos y la sorpresa que les van a dar al dibujar una coreografía lucida, graciosa e inesperada.
Será el broche de oro para esa fiesta tan esperada, tan preparada, tan especial.
Lo más común es que la quinceañera ingrese al salón con una entrada especial por la puerta principal o bajando unos escalones mientras la canción que escogió se escucha de fondo.
Normalmente acompañada por el brazo de su padre, o a falta de este, el padrino, un pariente o amigo cercano a la familia. y que baile con él la primera pieza. Se supone que después viene el resto de los familiares hombres.
La Fiesta de los XV años no es completa sin el tradicional Baile del Vals Padre-Hija. Una costumbre que no ha perdido vigencia e incluso está tomando nuevos bríos.
Las notas de los valses de Strauss marcan para muchas mujeres el recuerdo de sus quince años, la fecha en la cual la quinceañera debuta en sociedad de la mano de un gallardo y apuesto caballero. El Papa.

-¿Vos sabés?
-Yo no ¿y vos?
-Yo tampoco
-Uy ¡qué papelón!
-Por lo menos no me pises el vestido
-No, no, quedate tranquila, no mires para abajo que te están por sacar una foto.
-Si, si, disimulemos...
…..
-Y si tomamos unas clases…..

Es un temor común entre la gente que no sabe bailar que se sienta incómoda bailando frente a un público tan numeroso; mas sabiendo que todos los ojos estarán posados en ellos durante el primer vals.
El vals debe ser la parte más divertida y emocionante de toda la fiesta, ya que es el punto culminante del acontecimiento y por lo tanto es tan necesario que sea bien realizado.
Lograr presentar un gran desempeño en el baile, requiere tomar algunas clases de Vals,
No importa cuán complicada sea tu rutina, o qué tan nerviosa te sientas, recuerda que lo esencial para un baile excepcional ¡es que lo disfrutes! y derroches soltura en la pista de baile, eso motivará a tus invitados a hacer lo mismo, y se convertirá en una gran celebración.

Si quieres lucir como una auténtica princesa durante el vals, vas a tener que practicar y practicar hasta que domines todos los pasos.
Bailar con tacos altos puede ser realmente dificultoso y puede resultar vergonzoso si no estás acostumbrada a usarlos. Por lo tanto, es fundamental que practiques con ellos, o con zapatos similares a los que vas a lucir en tu fiesta.
Al aumentar la cantidad de clases logramos mas horas de práctica y se obtiene mayor soltura, seguridad y auto-confianza de Padre-Hija.
El baile una vez aprendido queda en el recuerdo corporal, de manera que es una de las cosas que pueden hacer con bastante tiempo de anticipación.

Disfruta de esa noche maravillosa y de ese símbolo de comunicación perfecta que es el Vals.
¡Diviértete! Después de todo, será tu única y singular fiesta de quince.

Muchas Felicidades

Horacio

 

 
 
 
 
   
   
   
   
   
   
   
   
   
     
 

Unite a nuestro grupo en facebookUnite a nuestro grupo en linkedinVistá mi perfil en Google

 

   
     
   
msn[email protected]
e-mail[email protected]
celular15 55 08 83 45
   
Bailamos Vals | Horacio Fehling | Copiright 2009 | Argentina | Design by Cinthia Fehling